Abanicos de crochet

8:00


El mes de marzo está siendo bastante movido, para bien, por suerte. Sí, podía estar mejor, mucho mejor, pero vamos a ser positivas y quedarnos con lo bueno. Hemos terminado el taller online de monederos que habíamos comenzado en febrero, y ahora estamos preparando el siguiente taller online. Además de preparar encargos varios, como bastidores para decoración infantil, monederos y otros trabajos y algún regalo personal, estoy preparando nuevos artículos para la tienda online que podéis visitar en este enlace.

Habrá nuevos modelos de monederos, una nueva línea de estilo geométrico, moderna. También estoy preparando estuches o carteras de ganchillo más grandes para verano, y uno de los modelos será el que veis en la imagen de tonos patel, que está en proceso de elaboración. He usado hilo de algodón 100% de DROPS Paris, del que ya os hablaba en esta entrada dedicada a hilos de algodón. Me gusta mucho este hilo porque tiene una textura diferente, la hebra no está tan retorcida como otros hilos y es un poco más grueso, para aguja de 5mm.


Para trabajar estas piezas he usado un tutorial que me encontré en esta página, Cherry Heart. Es una página más que recomendable si os gusta el ganchillo, y no solo por los tutoriales que podéis encontrar, si no simplemente por ver los trabajos que expone, que son maravillosos. La página, y por lo tanto el tutorial, está en inglés, pero a estas alturas una ya controla de terminología de ganchillo en varios idiomas, ya suman unas cuantas horas de descifrado de patrones de varios tipos, sobre todo los patrones de los amigurumi que la mayoría están en japonés. Es muy curioso porque una vez me encontré una tabla con la traducción al castellano de los términos que vienen en los patrones de los amigurumi, y es una ayuda. Venían las partes que se hacen: cabeza, cuerpo, cola, etc. Así antes de seguir un patrón para hacer cualquier animal de ganchillo sé si voy a hacer un brazo, o una pata o una oreja. Sí, es fácil saberlo más o menos por el número de puntos y de vueltas, pero aún así nunca está de más la traducción.

Este patrón me parecía de entrada un poco complicado, a parte de laborioso por los cambios de color, que siempre me dan mucha pereza, pero es más fácil de hacer de lo que me había creído, y no se hace para nada pesado trabajar este patrón, porque como combinas tanto punto alto, punto medio y vas cambiando continuamente, resulta más entretenido. Alguna alumna del taller online de monederos me decía que se le hacía muy repetitivo hacer tantos puntos iguales durante tantas vueltas, pero claro, es lo que toca según el patrón que escojamos para nuestros trabajos.

En mi caso con este patrón haré los estuches, pero creo que será un tutorial de crochet al recurriré alguna que otra vez, porque me parece precioso el resultado de estos abanicos de crochet. ¿Qué os parece por ejemplo para una manta de bebé? Con colores cálidos, creo que quedaría muy bien una manta con este patrón. Bueno, para lo que sea que lo uséis, que lo disfrutéis por lo menos tanto como yo. Recorada que en la página de Cherry Heart tenéis el tutorial descrito y con explicaciones en imágenes paso a paso muy sencillas de seguir.

You Might Also Like

2 comentarios

Gracias por darme tu opinión